Nuria París

Empecé a pintar hace 7 años de forma intermitente y también casual, una mañana paseando descubrí un pequeño taller de pintura en el barrio y fue como si todo el muestrario de colores que allí se mostraban me atraparan, al igual que cuando se mira el mar y sus diversos colores escondidos van apareciendo lentamente si se observa con atención o cuando se pasea por el bosque y entre la paz y el canto de los pájaros se revelan los matices de cada color. 

Pintar es plasmar a través de los colores las sensaciones del momento, sin pensar en el dibujo final, sin tan sólo saber dibujar, los diferentes colores van tomando su lugar en el lienzo y finalmente aparece el cuadro.

Anuncios